miércoles, 6 de mayo de 2009

Yad Vashem II, The Hall of Names

Sigo sin palabras

3 comentarios:

juanjoayllon dijo...

Si algo me conmueve de la raza que ostento es las atrocidades que podemos llegar a cometer.
Pero si algo me conmueve aún más es que los mismos que sufrieron esas atrocidades, las hayan multiplicado por mil en los territorios de Gaza, y en el mundo entero...por que la fiebre antisemitista no es arbitraría, ni por que sí...desde que Moises les engaño prometiendoles una tierra no han parado de extorsionar, robar, matar, asesinar, violar, si, si, violar, por que en el guetto de Varsovia, los jefes de la "tribu" violaban a las de su propia raza, las que llegaban nuevas,para poderse quedar, y no solo eso, se las entregaban a lo Nazis como moneda de cambio...y más, cuando el ejercito Palestino en 2002 libreró los territorios tomados pusieron a sus hijos como escudos...¿qué animal antepone su seguridad a la de sus cachorros?, únicamente ellos...
Su indudable inteligencia, superior a mi juicio, solo la han utilizado para hacerse con el poder mundial, por que el mundo, nos guste o no es Judio, y solo quedan 15 millones...
En cualquier caso nada justifica el atroz crimen contra la humanidad en el corazón del siglo XX...
Manu, me encantó la entrada...yo quiero ver lo que tú me has traido con tu mirada...gracias...

Manuel Morata dijo...

Gracias a ti Juanjo, un verdadero placer leerte.

Un abrazo muy fuerte.

joo dijo...

It's really impressive place!